From the Desk of Father José

In these difficult times let us turn to prayer and ask God to give us strength, courage, and peace.

It is only trough prayer that we can be in dialogue with God about our present situation.  This past week, as news broke of massacre in Las Vegas, I stumbled upon this prayer in America Magazine.  It really presented a way to be in conversation with God for me in the midst of so much confusion.  I would like to share it with you.  May the Prayer of St. Francis of Assisi be with us all at this time.

Sad, tired and angry: A prayer in the face of gun violence

Almighty God,

I come before you, once again, after another shooting.

I am sad, God.

So I ask you to receive into your loving care the souls of those who were killed, to care for those who were wounded or hurt in any way, to console the family members and friends of those who died or were wounded, to strengthen the hands of the rescue workers, medical professionals and caregivers.

I pray too for the shooter, as I must as a Christian.

All this makes me inexpressibly sad, God.

But I know that the sadness I feel is your sadness.

It is the same sadness your son expressed when he wept over the death of his friend Lazarus.

I am tired, God.

I’m tired of the unwillingness to see this as an important issue. I’m tired of those in power who work to prevent any real change. I’m tired of those who say that gun violence can’t be reduced.

All this makes me tired. But I know that the tiredness I feel is your tiredness.

It’s the same tiredness that Jesus felt after his own struggles against injustice that led him to fall asleep on the boat with his disciples.

I am angry, God.

I’m angry at the seeming powerlessness of our community to prevent this. I’m angry at the selfish financial interests who block change. I’m angry that these shootings happen at all.

But I know that this anger is your anger. It’s the same anger Jesus felt when he overturned the tables in the Temple, angry that anyone would be taken advantage of in any way.

Help me see in these emotions your own desire for change.

Help me see in these feelings your moving me to act. Help me see in these reactions your pushing me to do something.

Because I know this is the way you move people to action. And I know that you desire action. For Jesus did not stand by while people were being hurt. He plunged into their lives.

So help me to answer these questions:

How can I help?

How can I fight against gun violence?

How can I urge my political leaders to enact change?

How can I help people understand that this is an issue about life?

I am sad over the loss of life, tired of excuses for the loss of life, and angry that we are paralyzed by the loss of life.

So

Turn my sadness

into compassion.

Turn my tiredness

into advocacy.

Turn my paralysis

into the freedom to act.

Help me to be compassionate,

to advocate and

to act, as your son did,

Almighty God.

En estos tiempos dificiles hay que horar con Dios y pedirle que nos de fuerza, valor, y paz.

La oración es el único medio en el que podemos estar en diálogo con Dios sobre nuestra situación actual. La semana pasada al momento en que se conocía la noticia de la masacre en Las Vegas, encontré esta oración en la revista America Magazine. Mostró realmente para mí una manera de estar en conversación con Dios en medio de tanta confusión. Me gustaría compartirla con ustedes.

Que la Oración de San Francisco de Asís esté con nosotros en estos momentos.

Triste, cansado y enojado. Una oración al enfrentar la violencia con armas

Dios todo poderoso,

vengo a Ti de nuevo después de otra masacre.

Estoy triste, Dios.

Así que te pido que recibas en tu cuidado amoroso a las almas de aquellos que fueron asesinados, que cuides a aquellos que fueron heridos o lastimados de cualquier manera, que consueles a los familiares y amigos de aquellos que fallecieron o fueron lastimandos, y que fortalezcas las manos de los trabajadores de rescate, médicos profesionales y aquellos que cuidan alguien.

Y te pido también por el que disparó, ya que es mi deber como cristiano.

Todo esto me da una tristeza inexplicable, Dios.

Pero sé que la tristeza que siento es tu tristeza.

Es la misma tristeza que tu Hijo expresó cuando lloró la muerte de Lázaro.

Estoy cansado, Dios.

Estoy cansado de la falta de voluntad de aquellos que se niegan a ver esto como un tema importante. Estoy cansado de aquellos en el poder que trabajan para prevenir un cambio real. Estoy cansado de aquellos que dicen que la violencia con armas de fuego no se puede reducir.

Todo esto me cansa. Pero sé que el cansancio que siento es tu cansancio. 

Es el mismo cansancio que sintió Jesús después de su propia lucha contra la injusticia que lo llevó a quedarse dormido en la barca con sus discípulos.

Estoy enojado, Dios.

Estoy enojado ante la aparente impotencia de nuestra comunidad de prevenir estas cosas. Estoy enojado ante los intereses financieros egoístas que previenen el cambio. Estoy enojado que estas balaceras sucedan.

Pero sé que este enojo es tu enojo. Es el mismo enojo que sintió Jesús cuando volteó las mesas en el Templo, enojado de que se tomara ventaja de alguien.

Ayúdame a ver en estas emociones tu propio deseo de que haya un cambio.

Ayúdame a ver en estos sentimientos que tú me mueves a actuar. Ayúdame a ver en estas reacciones que tú me empujas a hacer algo.

Por que sé que es así como mueves a las personas a actuar. Y sé que deseas acción. Ya que Jesús no se quedó parado mientras los demás eran lastimados. Se arrojaba adentro de sus vidas.

Así que ayúdame a responder a estas preguntas:

¿Cómo puedo ayudar?

¿Cómo puedo luchar contra la violencia con armas de fuego?

¿Cómo puedo animar a mis líderes políticos a decretar un cambio?

¿Cómo puedo ayudar a que la gente comprenda que este es un caso de vida?

Estoy triste por la pérdida de vida, cansado de las excusas por las que se pierden vidas, y enojado de que estemos paralizados por la pérdida de vida.

Así que

Convierte mi tristeza

en compasión.

Convierte mi cansancio

en defensa.

Convierte mi parálisis

en la libertad de actuar.

Ayúdame a ser compasivo,

a defender y

a actuar, como lo hizo tu Hijo,

Dios todo poderoso.

Screen Shot 2017-10-07 at 9.45.21 AM.png

 

 

 A Prayer for World Peace

 LORD, we pray for the power to be gentle; the strength to be forgiving; the patience to be understanding; and the endurance to accept the consequences of holding to what we believe to be right.

 May we put our trust in the power of good to overcome evil and the power of love to overcome hatred.

 We pray for the vision to see and the faith to believe in a world emancipated from violence, a new world where fear shall no longer lead men to commit injustice nor selfishness make them bring suffering to others.

 Help us to devote our whole life and thought and energy to the task of making peace, praying always for the inspiration and the power to fulfill the destiny for which we and all men were created.

Oración para la Paz Mundial

 Señor, te pedimos que el poder sea dócil; que la fuerza se ablande; que la paciencia sea compasiva; y de darnos la resistencia para aceptar el resultado que viene de mantener que lo que creemos que es correcto.

 Que sigamos confiando que el poder bueno conquiste el poder malo, y que el poder del amor supere al odio.

 Pedimos tener visión para ver y fe para creer en un mundo emancipado de la violencia, un mundo nuevo en donde el miedo deje de guiar a los hombres a cometer injusticias, o que el egoísmo los haga traer sufrimiento a los demás.

 Ayúdanos a dedicar nuestra vida, pensamiento y energía para crear paz, siempre pidiendo de tener la inspiración y el poder de cumplir el destino por cual fuimos creados.